Me da miedo pensar en cómo será Europa, el mundo tras esta crisis. Me da miedo imaginar el futuro.

por José Manadé. Edad 61. Desempleado. Barcelona.

Debo empezar por lo que no me da miedo; Morir. Me da miedo el dolor pero no la muerte. No creo, francamente, que esté en riesgo de muerte, no más que cualquier otro día, pues mi visión de esta crisis no se alinea con la de la mayoría. Me da un tanto… una pizquita de “miedo”… el hecho de que una patrulla me pueda sancionar cuando escaqueo del confinamiento sacando a pasear una bolsa de basura; ya que perro, yo no tengo…

Pero sí hay algo que me da miedo, un miedo real, y que está por detrás y más allá de lo que pueda resultar de esta crisis sanitaria. Mi miedo está en lo que esto, la misma epidemia, junto con las medidas que cuando aún se podían tomar no se tomaron, con las que mal se implantaron después, la mala gestión de las mismas y las propias medidas transnacionales, nos van a dejar de herencia. La destrucción del actual sistema económico y de todo el entramado laboral y social de cómo mínimo, toda Europa. Me da miedo pensar, en que los ERTEs no serán tan provisionales como parece. Que la mayor parte de puestos de empleo perdidos nunca serán recuperados. Que la pobreza asentará su señorío con todavía más fuerza que en el presente. Que los pobres serán más en número y aún más pobres si cabe. Que las ayudas son créditos, que luego tendrán que ser pagados con sus intereses. Que el concepto de “nación”, que ciertamente no me agrada, está al poco de disolverse pero no en algo deseable, sino en algo que ni siquiera imaginamos. Que la desmovilización (por el terror) que se está implantando, anulará las voces y las acciones que en el futuro pudieran surgir, pues, ¿no se está ya demostrando en la actualidad, cuan fácil es recogernos en nuestras casas como un rebaño de corderos? ¿No se está justificando ya, que las más duras medidas si son precisas, serán aplicadas? ¿No es la proyección a futuros de esto que estamos viviendo, el refrendamiento de que “el fin justifica los medios” o que “el bien de muchos justifica el sacrificio de unos pocos”? Me da miedo pensar en el derrumbe de los gobiernos neoliberales que detesto, solo para dejar asomar las fauces del fascismo. Me da miedo pensar en cómo será Europa tras esta crisis. Y me da miedo pensar en que será el mundo tras esta crisis. Me da miedo imaginar el futuro. Este es el peor miedo que ahora tengo.

Saludos.

Un comentario

Responder a Ricardo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *