Soledad

Soledad en mis entrañas, soledad que desgarra o tan solo araña.

Soledad que me acompaña en mis momentos de no estar, no existir, no ser. De cuando la vida es lo que se ve desde la ventana porque en mi interior es un eterno invierno de los que no se viven en el Sur.

Soledad que me mata poco a poco, me llena la mente y me vacía el alma. Lxs amigxs que tenía ya no existen, me han dado la espalda. Mis compañerxs se difuminan por los bordes de mi consciencia y me meto en un agujero muy oscuro en el que solo huele a quietud.

Aquí no da la luz y no me llegan las ganas de vivir. Se me desborda el llanto y se me salen los miedos por los poros de la piel.

Me arrincono y me atrinchero en esta soledad tan sola y tan sombría.

Me llega el eco de otros agujeros, de otras almas que las rodea la soledad. Soledad diaria. Soledad 365. Soledad ansiosa de la que se te agarra a la garganta. Soledad no elegida, soledad impuesta, por su mente o por la de los demás.

La soledad de las personas con problemas de salud mental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.